martes, 21 de agosto de 2012

El bolígrafo.

Cuando él hundió el bolígrafo en su garganta no lo hizo para salvar su vida.


4 comentarios:

  1. Fantástico microrrelato :-D Me ha dado como angustia y todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Lluvia! No sabía si gustaría al ser tan extremadamente corto :D ¡Muchas gracias por la inyección de moral! :)

      Eliminar
  2. Hola Rubén:
    Suelo ver que mucha gente anuncia entradas nuevas en FB, pero son muy pocos los que se toman un tiempo para ver de qué se trata. No quería formar parte de ese establecido, así que vine a leer un poco.
    Me pareció muy interesante el micro, con tiempo iré conociendo mejor este espacio.
    Con tu permiso me anoto como seguidor.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Humberto por entrar al blog :) Te doy la bienvenida al Enclave Escarlata y espero que tu estancia sea larga y venidera.
      Un abrazo ^^

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.