viernes, 5 de julio de 2013

Del papel al celuloide


Estamos cansados ya de escuchar esa frase, la cual hemos oído y la hemos pronunciado tantas veces que hemos perdido la cuenta: «Pues a mí me ha gustado más el libro que la película», pero ¿por qué es así?
Yo tengo el amargo recuerdo en mi infancia, leyendo los tebeos de Mortadelo y Filemón que devoraba con un ansia implacable y, al poco tiempo, comenzar a emitir la serie de dibujos por mi canal favorito. Aquellas voces, agudas y chillonas, me destrozaron los tímpanos y la «voz» que yo en mi mente había creado para ellos. A partir de aquel momento, cuando leía los cómics, sólo escuchaba aquellas estridentes voces que tanto me molestaban parlotear en mi cabeza cuando leía los bocadillos de los agentes de la T.I.A.
Luego, cuando ya era un poco mayor y comenzaba a dar mis primeros pasos en la “literatura libre” (que era aquella que no era la obligatoria que mandaban en el colegio), me sucedió la misma desilusión. Recuerdo imaginar los personajes a mi antojo en mi mente, asignarles las voces que yo creía perfectas y ver cómo vivían un sinfín de aventuras para que, años más tarde, me lo tiraran todo por tierra haciendo burdas adaptaciones cinematográficas que nada o poco se ajustaban a la realidad impresa sobre el papel.
Pero no sólo es el aspecto y las voces de los personajes son los que nos toca la moral. También te habrá pasado infinidad de veces que, ese trozo que tanto te gustaba, que tantas veces habías imaginado y que tanto te había marcado o incluso haber cambiado un poco tu percepción de la vida, había desaparecido misteriosamente del metraje. «¡Pero si esa parte es imprescindible!, ¿¡cómo se atreven a quitarla!?» Pero sí, se han atrevido, y te han jodido la película. Pese a que el resto es idéntico al libro, te la han destrozado y te vas a casa con un cabreo de mil demonios maldiciendo que has tenido que pedir una segunda hipoteca para pagar esa entrada de cine.
En definitiva, que ninguna pantalla puede sustituir esos paisajes mentales que tanto te gusta imaginar y en los que incluso puedes respirar la hierba fresca del campo, que no podrá sustituir esa voz inconfundible a ese personaje tan carismáticamente diseñado en tu imaginación y que jamás quitarán esos fragmentos que consideras “épicos” y que tanto han cambiado tu manera de ver el mundo. Hay películas fieles (y mucho) a los libros, pero ¿qué es mejor? ¿El olor a palomitas recién hechas o el olor de un libro recién abierto?

_________________________________________________________

Podéis encontrar este artículo de opinión en la web de Frikarte 

jueves, 6 de junio de 2013

La época de exámenes

Vaya, que interesante parece esa mosca que revolotea alrededor de tu escritorio, qué elegancia tiene al aterrizar y en posarse sobre tu lámpara proyectando luz sobre tu pila de apuntes. Ella te mira con esa mirada sospechosa que sólo las moscas saben hacer, entrelazando sus patitas, como sabiendo que todo eso algún día será suyo. ¡Ah! Recuerdas también como añoras ver esa película que tanto te gusta, o te apetece salir a correr, o a la playa, la piscina, ¿no estoy demasiado blanco/a para eso? ¿No debería salir aunque fuera al balcón o abrir las ventanas de mi habitación e ir ya cogiendo color para no llegar de un tono pálido muerto a la playa dentro de unas semanas?

Seguramente esas y otras muchísimas preguntas se os han pasado por la mente en un momento u otro, sobre todo, en la época que estamos viviendo actualmente, la terrorífica época de exámenes.



Los exámenes nos roban nuestro tiempo vilmente, forzándonos a recluirnos en nuestras pequeñas cuevas para estudiar, en el mejor de los casos, durante horas, para poder conseguir ese aprobado que tanto deseamos. Pero también, la época de exámenes hacen florecer una pequeña parte de nuestro interior, unas habilidades ocultas que ni tan siquiera sabíamos que teníamos. De repente somos genios de la observación, la deducción abstracta y absurda de las cosas y una manera monstruosamente eficaz para despistarnos con cualquier cosa.

«¿Por qué elegí esta carrera de ingeniería mecánica? ¡Ah, sí, para poder hacerme una armadura de Iron Man! Cómo molaría ser Iron Man…» Luego, te das cuenta de que llevas tres horas mirando fotos suyas en internet, o te descubres a ti mismo viendo la película en tu ordenador en vez de estar estudiando. Ese es un ejemplo como otro cualquiera y, seguramente ahora estés recordando cosas así que te han pasado hace… ¿cuánto? ¿Quince minutos? Oye, ¿qué haces en esta página leyendo esto cuando deberías estar estudiando? Seguramente fuiste a buscar algo relacionado con tu asignatura y has acabado aquí, pero no te juzgamos, eso le ha pasado a todo el mundo, así que ¿has visto cuantos artículos y reseñas interesantes tenemos por aquí? ¿Por qué no le echas un ojo?.

Ah, no, que deberías estar estudiando. Estamos en época de exámenes y eso es lo que se hace, ¿no?

No vamos a engañarnos, la época de exámenes es, literalmente, como el cagar. Tienes esa sensación en el estómago de «no sé qué va a salir de ahí», te toca apretar y apretar hasta que no puedes más y, cuando lo has echado todo, te recorre una sacudida de gusto puro que te invade en una fantasmagórica sensación de ligereza. Porque, para qué vamos a engañarnos, los exámenes son una mierda.

Oye, ahora que lo recuerdo, yo debería estar estudiando…

_________________________________________________________


Podéis encontrar este artículo de opinión que también publiqué en la web de Frikarte

miércoles, 29 de mayo de 2013

Novedades editoriales

¡Hola a todos! Sé que hace bastante tiempo que no actualizo, pero el tiempo es escaso para tantas cosas pendientes por hacer. Hoy os traigo las novedades editoriales:

SWEET DREAMS

Primero, voy con Sweet Dreams, antología de terror coordinada por Corazón Literario en el que tengo el honor de participar con el relato "Nunca preguntes a la oscuridad".



Estas son las puertas del infierno, atrévete a entrar, te acompañaremos por la oscuridad de sus páginas. Pero ten cuidado, puede que no salgas, que mueras en el intento de buscar una salida.
Hay cuatro puertas, en la segunda encontrarás la oscuridad más intensa, el terror más extremo. Pero en ella no estás solo, aunque no preguntes a la oscuridad, puede que te conteste y no te guste su respuesta.
En la tercera descubrirás una advertencia, cuidado con el perro, ¿quieres entrar? ¿te atreves? No confíes en nadie.
La cuarta, en esta disfrutarás de una agradable pesadilla, la peor de todas. Ten cuidado con tus sueños.
En la quinta vive Víctor, un jovencito y su desván, pero guarda algo dentro, puede que no te guste lo que encuentres.
Pero la más terrorífica es la primera, una poesía te recibirá, te cautivará y de ella no podrás escapar, el terror que hay en su interior te atrapará.
Bienvenido, este es el infierno ¿quieres entrar?
 En la antología participan también compañeros y grandes amigos de la talla de A.C. Ojeda, Víctor Blázquez , Javier Martos y Mary Ángeles Calduch con un poema terrorífico, todo eso acompañado por un prólogo de  Alfonso Zamora (Presidente de ESMATER) y un portadón de Iván Ruso. La verdad es que los relatos han quedado fantásticos y yo, al menos, estoy muy orgulloso del mío, además, está muy barato y no creo que tarde en volar, porque la edición es bastante limitada. Podéis hacer el encargo o pedir información pinchando AQUÍ.


POSTALES DESDE EL FIN DEL MUNDO



Postales desde el fin del mundo... ¡Qué os voy a contar que no lo haya hecho antes! Se agotó en prácticamente dos meses, se vendieron TODOS los ejemplares disponibles y la acogida que ha tenido entre lectores, crítica y medios de comunicación es una valoración más que positiva, por lo que seguramente habrá una segunda edición para aquellos que no pudieran hacerse con ella. Os  recuerdo que en su interior encontrarás relatos de Javier Cosnava , Miguel Aguerralde , Javier Pellicer, Alejandro Castroguer,Víctor Blázquez, AC Ojeda y bastantes más a parte del mío (El juicio de Ícaro). Así que os animo a que si aún no tenéis vuestro ejemplar ¡Lo reservéis antes de que se vuelvan a agotar!

domingo, 28 de abril de 2013

Crítica: Iron Man 3

Parece mentira que hayan pasado ya 5 años desde que vimos a Tony Stark (Robert Downey Jr.) enfundarse por primera vez el traje de Iron Man allá por el 2008 y empezar un enorme macro proyecto cinematográfico que pudimos verlo gestarse en la escena post-créditos al final de “El increíble Hulk”, allí ya supimos que algo grande se cocía en los fogones de Marvel y no defraudó. Luego nos presentaron “sutilmente” a todos los integrantes de Los Vengadores originales para más tarde, unir a todos los superhéroes la película “The Avengers”, batiendo todos los récords de recaudación y expectación alrededor del globo.


Hoy en día ya con todas las secuelas confirmadas (Thor, el Capitán América, The Avengers, etc.), sólo nos queda sentarnos y disfrutar del espectáculo que Marvel nos pone en bandeja de plata. En esta entrega de Iron Man, Tony Stark se tendrá que enfrentar a un enemigo cuyo poder no conoce límites y cuya sombra es más larga de lo que parece. Cuando el mundo de Tony es zarandeado por ese enemigo al que llaman “El Mandarín”, éste se embarca en su búsqueda para destruirlo, pero ni todo es tan fácil ni tan bonito, ya que Stark tendrá que sobrevivir por sus propios medios, confiando en su ingenio y su instinto para proteger a las personas que quiere.
Una cosa que me ha maravillado de esta película es que sigue un hilo argumental anterior y éste no es precisamente Iron Man 2, sino que se trata del anterior film de la gran casa de cómics: Los Vengadores. Tony está traumatizado por los hechos que sucedieron en Nueva York cuando los alienígenas comandados por Loki (Tom Hiddleston) intentan adueñarse del planeta. Por lo tanto, no hace falta haber visto la anterior entrega del hombre de hierro para poder disfrutar de ésta, aunque ayuda (y mucho) sí haber visto la película de Los Vengadores, ya que los guiños son constantes en el metraje y una ínfima parte del guion se basa en los pensamientos de Stark con respecto a esta película.

El guion de la película está muy trabajado. Durante todo el metraje se nos muestra a un Stark humano y hundido que sólo parece vivir para darle distintas formas a Iron Man, añadiendo mejoras y construyendo trajes; trajes que se hace de rogar, ya que 
 a mayoría de la película, a diferencia de otras entregas, no aparecen homogéneamente, mostrando así el lado más vulnerable del Tony Stark. Otra cosa que ya hemos comentado antes y que me ha encantado personalmente ha sido que el parece haber un hilo invisible que une el tiempo y el espacio de todas las películas de Marvel, como si se tratara de las entregas de un cómic. También hacer hincapié en las distintas armaduras de las que se hace gala en la película, ya que los amantes de los cómics encontrarán más de una armadura muy conocida en papel.

En el apartado técnico el film no decepciona y, como ya nos tienen acostumbrados, los efectos especiales son fantásticos y alucinantes en todos los aspectos. La banda sonora de la película es muy homogénea y acompaña en todo momento, provocando que te introduzcas más todavía en el film, haciendo una mención especial a la primera canción que aparece en el film y que casi hizo bailar a la sala entera.

En definitiva, es una película que hace las delicias de los amantes del hombre de hierro y de los que no lo son. Un festival de mecánica, explosiones y efectos especiales que te enamorarán y te harán esperar hasta que la próxima película de Marvel salga del horno. 

Nota: 8/10

jueves, 18 de abril de 2013

Crítica: Evil Dead (2013)




Últimamente, la palabra remake está más de moda que nunca: Carrie, The Crow, Akira y un largo etcétera de películas que van a sufrir un “lavado de cara” gracias a las técnicas digitales y la cantidad y calidad de efectos especiales que podemos usar hoy en día. Pero la pregunta es: ¿Es necesario ese lavado de cara? La respuesta varía enormemente de un film a otro, sobre todo si la película ha tocado más de una fibra sensible en el pasado, así que dejaremos la respuesta en “depende”.

martes, 2 de abril de 2013

Reseña: El juego de Ender

En el año 2070 y aún bajo la amenaza de la raza extraterrestre de los Insectores, que ya intentó hacerse con el control del sistema solar durante la 1ª invasión setenta años atrás, la Flota Internacional decide permitir el nacimiento del 3º hijo de la familia Wiggin: Ender. Que será adiestrado para liderar a los humanos en la lucha contra los Insectores.



Nos encontramos ante una de las mejores y más populares novelas de ciencia ficción escrita por Orson Scott Card. Está galardonada con los premios más prestigiosos dentro de la ciencia ficción, como son el Premio Nébula a la mejor novela en 1985 y el Premio Hugo, también a la mejor novela, en 1986.

martes, 5 de febrero de 2013

Presentaciones de "Postales desde el fin del mundo"

Hola a todos, siento haber tardado una eternidad en actualizar, pero entre pitos y flautas, había dejado esto un poco de lado.Así que es hora de recopilar un poco.

Como podréis observar por el título, voy a hablaros sobre las presentaciones que ha tenido y va a tener la antología Postales desde el fin del mundo en la que participo :)

El pasado 29 de Diciembre del ya extinto 2012 fue la primera presentación en Madrid, en el hotel Tryp Atocha. La verdad es que ninguno de los presentes (tanto de la editorial como de los autores) esperábamos tanta expectación. El salón que reservamos se llenó hasta la bandera y tuvieron que traer sillas de fuera para que la gente pudiera acomodarse como es debido. 

La presentación fue bastante bien, nos pusimos nerviosos, reímos y en definitiva, lo pasamos en grande.
La sala antes de comenzar la presentación

Se ha producido un error en este gadget.